¿Que usar de marcapáginas?

Marcapáginas para libros

El venerable marcapáginas no sólo sirve para marcar tu lugar en ese libro o revista que estás leyendo. De hecho, parece que el propio libro se ha convertido en “leña” y la revista en forro para jaulas de pájaros. La gente lee menos y ve más vídeos.

Obviamente, los miembros de los grupos de lectura agradecerán un nuevo marcapáginas para su libro del mes. Regálales uno nuevo cada mes con el nombre del libro que están leyendo y personalízalo con su nombre.

Haz marcapáginas personalizados con el nombre y el logotipo de tu grupo y un lema o una cita especial que tenga que ver con esa recaudación de fondos en particular. Haz dos agujeros a unos cinco centímetros de distancia y desliza un bolígrafo o una piruleta en los agujeros y vende el artículo a 1, 2 o 3 dólares y verás cómo se venden como rosquillas.

Regala a tus amigos y familiares marcapáginas con una foto de la persona fallecida y un verso o poema especial que recuerde su vida. Los marcapáginas pueden incluirse en el programa del servicio o utilizarse en lugar del programa. Seguro que los invitados aprecian los marcapáginas porque son un poco diferentes del programa ordinario que utilizan la mayoría de las funerarias, y pueden incluirse en una Biblia familiar, un álbum o un libro de recortes.

¿Utiliza un marcador

Una esquina doblada. Un recibo de repuesto. La creencia optimista de que podemos recordar totalmente el número de página. Todos tenemos nuestras formas de marcar nuestro lugar en un libro antes de cerrarlo por el momento, pero con demasiada frecuencia ese método es poco fiable o poco atractivo. Recuerda que todas esas esquinas de las páginas marcadas seguirán marcando nuestros libros mucho después de que hayamos terminado de leer. Sin embargo, hay una solución fácil: Volver a utilizar el marcapáginas. Un buen marcapáginas te mantendrá en tu sitio de forma más clara y fiable que un trozo de papel mugriento, y garantizará que se conserve la integridad estructural de cada página del libro. Una vez que hayas probado un buen marcapáginas, no querrás volver a los oscuros días en los que tenías que adivinar si estabas en la página 67 o en la 76. Publicidad

Lee más  ¿Qué tipos de pallets existen y cuáles son las medidas de estos?

Marcadores cool reddit

¿Sabías que el crítico literario Cyril Connolly utilizó una vez un trozo de tocino crudo como marcapáginas? Es una anécdota que se nos ha quedado grabada en el cerebro desde que oímos hablar de ella por primera vez, de la mano de Tom Nicholson el año pasado por estas fechas. No podemos imaginar que sea apto para veganos. ¿No dejará huella? No puede ser más inusual. ¿O no?

En lo que respecta a la creatividad y la innovación, no ha decepcionado. Parece que casi todo puede convertirse en un marcador utilizable. Entre los clips, el papel de seda, las flores secas y los salvaslips (¡!) había un par de sugerencias algo más… novedosas. He aquí algunas de nuestras favoritas.

¿Siente que su mundo es pequeño si se queda en casa este verano? No se preocupe, déjenos transportar su imaginación con un libro. Tanto si coge una historia ambientada en Pekín, las Islas Galápagos o las Midlands inglesas, estas 26 lecturas cautivarán su imaginación y le ofrecerán un verdadero sentido del lugar.

Ideas de marcadores con papel

Un marcapáginas es un instrumento de marcado fino, normalmente hecho de cartulina, cuero o tela, que se utiliza para seguir el progreso del lector en un libro y permitirle volver fácilmente al lugar donde terminó la sesión de lectura anterior. Otros materiales para los marcapáginas son el papel, los metales como la plata y el latón, la seda, la madera, la cuerda (para coser) y el plástico. Algunos libros pueden llevar uno o varios marcapáginas de cinta tejida cosida en la encuadernación. Otros marcapáginas incorporan una solapa que permite recortarlos en una página.

Lee más  ¿Cómo se hace una mariquita en las uñas?

Según los nuevos resultados de las investigaciones realizadas sobre la historia de los marcapáginas, hay indicios de que los marcapáginas han acompañado a los códices desde su aparición en el siglo I d.C.[1] El primer marcapáginas existente data del siglo VI d.C. y está hecho de cuero ornamentado forrado con vitela en el reverso y se fijó con una correa de cuero a la cubierta de un códice copto (Codex A, MS 813 Chester Beatty Library, Dublín)[2] Se encontró cerca de Sakkara, Egipto, bajo las ruinas del monasterio Apa Jeremiah. Se han encontrado otros marcapáginas más antiguos y restos de ellos en códices coptos que datan de los siglos I al XI y en códices carolingios de los siglos VIII al XII. Los marcapáginas se utilizaron durante toda la época medieval,[3] y solían consistir en una pequeña tira de pergamino sujeta al borde del folio (o en un trozo de cordón atado a la cabeza).