¿Qué se necesita para aprender a tejer?

Clases de punto cerca de mí

Conseguir ser bueno tejiendo significa sentirse cómodo mientras se hacen las puntadas. Como con la mayoría de las habilidades y de las aficiones, conseguir bueno en hacer punto requiere esa experiencia incómoda y escarpada del aprendizaje. Esa incomodidad mental y física es una parte natural del aprendizaje.

Además de sentirse cómodo mientras se teje (es decir, que se progresa de forma rápida y continua), un nivel de habilidad razonable también requiere unos resultados razonablemente buenos. Esto significa que los puntos son más o menos del mismo tamaño y que la bufanda o el gorro que has hecho es algo que puedes exhibir o de lo que puedes estar orgulloso. Se necesita algo de tiempo para obtener resultados decentes, pero con suficiente práctica regular, tu cerebro y tus manos mejorarán a la hora de tejer.

Aprender a tejer requiere habilidades visuales, mentales y táctiles, y progresar. Es una coordinación de varios músculos diferentes, además de tus ojos (es decir, la coordinación mano-ojo). Ten en cuenta que es una habilidad que estás tratando de desarrollar, no sólo un concepto mental que estás tratando de captar. Y debido a la coordinación necesaria, tus movimientos serán seguramente torpes al principio.

¿Cuánto tiempo se tarda en aprender a hacer ganchillo?

Así que estás preparado para aprender a tejer. Eso es estupendo.  Hacer cosas con hilo es un pasatiempo increíblemente satisfactorio. Puedes crear maravillosas prendas de vestir, accesorios, decoración del hogar y arte a partir de un simple ovillo de hilo. Aquí encontrarás lecciones gratuitas sobre cómo tejer, consejos, tutoriales, guías, vídeos sobre cómo hacerlo y patrones para empezar.

Lee más  ¿Cuáles son los materiales?

Lo primero es elegir un estilo de tejido. Hay dos estilos importantes y muy diferentes que conducen a los mismos resultados de punto. El punto continental se realiza sujetando el hilo de trabajo (el hilo que sale del ovillo) con la mano izquierda. Los tejedores de estilo inglés sostienen el hilo en la mano derecha. Todas las lecciones de este sitio enseñan a tejer en estilo continental.

Ten en cuenta que cada persona teje de una manera diferente. Mi estilo de tejer puede ser ligeramente diferente al de otra persona; eso no hace que ninguno de nosotros esté equivocado. Creo que si disfrutas del proceso y te gusta el resultado final, tu técnica es siempre la correcta. Aquí te mostraré cómo tejo, cómo hago la puntilla y mucho más.

Cómo tejer

¿Has querido ponerte a hacer manualidades y crear algo con tus propias manos? Pues mira a ver si puedes hacer punto o ganchillo. La pregunta es: ¿por cuál deberías empezar? ¿Es más fácil aprender a tejer o a hacer ganchillo? Bueno, la respuesta es que ambos son fáciles de aprender y ambos tienen una pequeña curva de aprendizaje que debes conquistar. ¿Recuerdas cómo aprendiste a atarte los zapatos? Probablemente no, pero tus padres pueden recordarte que no fue algo que aprendiste en un minuto. Lo intentaste y lo intentaste y finalmente lo conseguiste. Tanto el tejido como el ganchillo tienen técnicas que hay que aprender antes de que sea fácil. En esta entrada del blog, voy a cubrir discutir las principales diferencias entre el tejido de punto y ganchillo, así como mostrarle cómo empezar en ambos haciendo bufandas simples. Este post puede contener enlaces de afiliados. Además, obtendrás ideas de proyectos para el siguiente paso y patrones gratuitos. Así que asegúrate de leer hasta el final para no perderte nada.

Lee más  ¿Qué se puede hacer con palitos de helado para Navidad?

Cómo tejer una bufanda

Ya sea el senderismo, el patinaje artístico o el tejido de punto, es probable que hayas visto muchas veces los resultados de las aficiones mencionadas. Dejando a un lado las comparaciones (como debería hacer cuando decide aprender algo nuevo; todo el mundo empieza por algún sitio), decide dar un salto de fe y comprar hilo en una tienda de manualidades.

Puede que hayas oído hablar, o no, de las investigaciones que afirman que es necesario dedicar 10.000 horas a algo para convertirse en un maestro. Nosotros sabemos que hemos oído esa cifra y nos hemos desanimado rápidamente por su magnitud. Como adultos con trabajos, familias y otras aficiones, nos parecía poco realista dedicar 10.000 horas a algo que puede o no acabar gustándonos.

La razón por la que nos resulta tan aterrador empezar algo nuevo es porque no nos gusta ser malos en algo. Después de todo, ¿a quién le gusta producir algo deficiente o no saber lo suficiente? Pero si te mantienes firme y alivias tu incomodidad con la práctica, rápidamente empezarás a ver resultados.

“Las primeras horas de intentar algo nuevo son siempre un reto, pero un poco de persistencia puede dar lugar a enormes aumentos de habilidad. El cerebro humano está optimizado para captar nuevas habilidades con extrema rapidez. Si persistes y practicas de forma inteligente, siempre experimentarás mejoras espectaculares en un periodo de tiempo muy corto.” (fuente)