¿Qué hacer con una pluma?

1

Si últimamente tienes algo de tiempo libre debido a los cierres y cancelaciones relacionados con el Coronavirus, para muchos eso significa más tiempo para disfrutar del uso de sus plumas estilográficas. Desgraciadamente, a mucha gente le cuesta saber qué hacer con sus plumas, así que estoy aquí para darles algunas sugerencias. Aunque espero que no todos los que lean esto estén en algún tipo de cuarentena, estoy seguro de que algunos pasarán más tiempo en casa de lo que están acostumbrados y aún así les resultará útil.

En primer lugar, si aún no lo has hecho, echa un vistazo a mi serie de publicaciones en el blog que cubren diferentes formas de utilizar tus plumas estilográficas más a menudo. Algunas sugerencias son escribir en un diario, escribir cartas a amigos por correspondencia, hacer garabatos y escribir en forma de flujo de conciencia.

Escribir un diario puede ser una forma especialmente eficaz de tratar los pensamientos y las emociones que puedas tener últimamente. Hay bastante confusión, frustración, información contradictoria e incertidumbre general. Sacarlo de tu cabeza y escribirlo en un diario puede ayudarte cuando necesites soltarte por un rato.

Cosas chulas que hacer con un bolígrafo

Los kits para hacer bolígrafos están disponibles en Internet. Con ellos se pueden fabricar bolígrafos hermosos y únicos por un coste relativamente bajo. Si no tienes las herramientas de carpintería o la paciencia para abordar ese proyecto, puedes hacer un bolígrafo sencillo con muchos materiales comunes, desde arcilla hasta plumas de cola.

Resumen del artículoPara hacer un bolígrafo de calidad, empieza por comprar un kit de bolígrafo en línea, que incluirá un cartucho de tinta y las piezas metálicas necesarias. Para el cuerpo del bolígrafo, puedes usar un bloque de bolígrafo ya hecho o puedes hacer el tuyo propio usando madera de desecho. Una vez que tengas el bloque para el bolígrafo, sierra y taladra hasta conseguir el tamaño correcto. A continuación, tendrás que lijar y pegar las piezas de latón. Una vez montado el bolígrafo, líjalo con la forma adecuada utilizando un torno o un tambor de lijado. Por último, añade el acabado que desees y realiza un lijado final. Para aprender a hacer una pluma, ¡sigue leyendo!

Lee más  ¿Cuántos ojos tiene una araña?

1

Tenía curiosidad por saber qué hacen otros usuarios de estilográficas con sus bolígrafos para divertirse. Normalmente, escribo en un diario, envío cartas, creo dibujos de diseño y me meto en combinaciones de tinta y papel.    ¿Qué otras cosas hacéis vosotros para divertiros con vuestras plumas?  Greebe

Me invento cualquier excusa para usar mi bolígrafo, pero lo aprovecho mucho con los apuntes del colegio (absorbo la información mucho mejor escribiendo que tecleando, por cierto), así como escribiendo manuscritos para un libro en el que he estado trabajando. Creo que escribo al menos 10 páginas en un día normal, a veces hasta 40 si es un día ajetreado. Me encanta que mi bolígrafo me permita liberarme de los calambres en las manos que tenía cuando usaba bolígrafos Bic.

Me invento cualquier excusa para usar el bolígrafo, pero le saco mucho partido con los apuntes de la escuela (absorbo la información mucho mejor escribiendo que tecleando, por cierto), así como escribiendo manuscritos para un libro en el que he estado trabajando. Creo que escribo al menos 10 páginas en un día normal, a veces hasta 40 si es un día ajetreado. Me encanta que mi bolígrafo me permita liberarme de los calambres en las manos que tenía cuando usaba bolígrafos Bic.  Jaja… Yo hago lo mismo y busco excusas para usar mis bolígrafos. Me alegro de no ser la única que lo hace. Usé mis FP’s para todas mis tomas de notas el otoño pasado cuando estaba tomando algunas clases de ingeniería. No volví este semestre porque tengo un negocio que atender y la universidad estaba a una hora y media de distancia, por lo que las 3 horas de conducción al día dificultaban las cosas.  Una amiga mía, que es escritora y tiene varios libros publicados, me habló de escribir todos los días al menos una hora. Ella fue mi mentora durante un tiempo, pero siempre me ha costado mantenerme en ello todos los días. Escribes más de 10 páginas al día sólo en tu libro, o en total con todo lo que has mencionado.  GraciasGreebe

Lee más  ¿Qué se le puede regalar a un señor de 70 años?

Cosas chulas para hacer con un bolígrafo en clase

Un bolígrafo, también conocido como birome[1] (inglés británico), bolígrafo (inglés filipino) o bolígrafo de puntos[2] (nepalí) es un bolígrafo que dispensa tinta (normalmente en forma de pasta) sobre una bola metálica en su punta, es decir, sobre una «punta de bola». El metal que se suele utilizar es el acero, el latón o el carburo de tungsteno[3]. El diseño fue concebido y desarrollado como una alternativa más limpia y fiable a los bolígrafos de inmersión y a las plumas estilográficas, y en la actualidad es el instrumento de escritura más utilizado del mundo;[4] se fabrican y venden millones de ejemplares diariamente[5].

El concepto de utilizar un «bolígrafo» dentro de un instrumento de escritura como método para aplicar la tinta al papel existe desde finales del siglo XIX. En estos inventos, la tinta se colocaba en un tubo delgado cuyo extremo estaba bloqueado por una pequeña bola, sujeta de forma que no podía deslizarse dentro del tubo ni caerse del bolígrafo.

La primera patente de un bolígrafo[6][7] se concedió el 30 de octubre de 1888 a John J. Loud,[8] que intentaba fabricar un instrumento de escritura capaz de escribir «sobre superficies rugosas -como la madera, el papel de envolver grueso y otros artículos-«[9] que las plumas estilográficas no podían. La pluma de Loud tenía una pequeña bola de acero giratoria que se mantenía en su sitio mediante un encaje. Aunque podía utilizarse para marcar superficies rugosas como el cuero, como pretendía Loud, resultó ser demasiado tosca para escribir cartas. Al no tener viabilidad comercial, su potencial quedó sin explotar[1] y la patente acabó caducando[10].

Lee más  ¿Qué se puede hacer con unos vaqueros viejos?