¿Qué artesanía hacer para vender?

Qué puedo producir y vender

Una categoría de artesanía rentable es aquella que suele tener unos costes de producción más bajos. Los materiales para fabricar los productos de una categoría concreta no cuestan mucho y su elaboración no requiere mucho tiempo. Debido a sus costes *típicamente* más bajos, las siguientes categorías de artesanía tienden a tener mayores márgenes de beneficio:

Las artesanías que atienden a las siguientes industrias / intereses tienden a ser rentables porque siempre hay demanda. Siempre habrá personas que se casen, tengan hijos, se muden a casas, cuiden de sus mascotas, etc. Por lo tanto, se crean máquinas que siempre deben ser alimentadas.

El coste de los materiales varía considerablemente en el caso de las joyas, pero los consumidores comprenden el valor de las gemas, las piedras, los cristales, el oro, la plata, etc. reales. Así que si se trabaja con materiales de mayor calidad, no hay que educar a los consumidores sobre por qué su collar de 24k cuesta más que uno chapado en oro.

Cuando se planifican colecciones, en lugar de crear piezas únicas (que pueden ser más difíciles de rentabilizar), se pueden pedir materiales al por mayor, lo que reduce los costes. También puede reducir los costes de material reutilizando o reciclando suministros de segunda mano.

Ideas de bricolaje para vender

Con el auge de Etsy, Amazon, Ebay y Shopify es más fácil que nunca convertir tu pasión en beneficio. Hay innumerables historias de éxito de artesanos convertidos en empresarios, como la de Alicia Shaffer, de Three Bird Nest, que ganó 70.000 dólares al mes en Etsy antes de crear su propio sitio web para la marca.

Lee más  ¿Cómo hacer un electro imán poderoso?

Aunque historias como la de Alicia no son la norma, los artesanos normales como tú y yo podemos ganar un poco de dinero extra en línea. Hay muchas maneras diferentes de convertir las manualidades en beneficios, desde la creación de tarros de albañilería, mantas de punto, felpudos de cricut (¡muy populares!), jabones y bombas de baño hasta manualidades de temporada como las coronas.

Buena venta de proyectos de madera

Sin embargo, hay muchas manualidades que requieren poca experiencia o habilidad artística innata para empezar. Si estás buscando un hobby que puedas monetizar, ¡ponte a hacer manualidades! Cualquiera puede hacer y vender manualidades desde casa, a menudo con poca inversión.

Los expertos coinciden en que trabajar con las manos ofrece muchos beneficios para la salud mental, especialmente para quienes tienen un típico trabajo de oficina de nueve a cinco. El bricolaje y las manualidades pueden ser casi una meditación, que permite al cerebro desconectarse y recargarse. La sensación de logro al crear algo desde cero también puede mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés y la ansiedad.

En función de tus intereses y de lo que es importante para ti, considera la posibilidad de iniciar un pequeño negocio de artesanía que tenga un impacto. Ya sea utilizando materiales sostenibles o reciclados o donando una parte de los beneficios a una causa, hay muchas artesanías que puedes hacer y vender a la vez que marcas la diferencia.

Piensa en la moda vintage reciclada, las velas hechas con ceras naturales en tarros reutilizables, las bolsas de tela para la compra teñidas a mano con pigmentos naturales o las macetas y accesorios de jardinería. Hay una gran variedad de ideas de bricolaje, desde principiantes hasta avanzados.

Lee más  ¿Qué material se utiliza para hacer el papel?

Crear ideas para vender

Una categoría de artesanía rentable es la que suele tener menores costes de producción. Los materiales para fabricar los productos de una categoría concreta no cuestan mucho y su elaboración no requiere mucho tiempo. Debido a sus costes *típicamente* más bajos, las siguientes categorías de artesanía tienden a tener mayores márgenes de beneficio:

Las artesanías que atienden a las siguientes industrias / intereses tienden a ser rentables porque siempre hay demanda. Siempre habrá personas que se casen, tengan hijos, se muden a casas, cuiden de sus mascotas, etc. Por lo tanto, se crean máquinas que siempre deben ser alimentadas.

El coste de los materiales varía considerablemente en el caso de las joyas, pero los consumidores comprenden el valor de las gemas, las piedras, los cristales, el oro, la plata, etc. reales. Así que si se trabaja con materiales de mayor calidad, no hay que educar a los consumidores sobre por qué su collar de 24k cuesta más que uno chapado en oro.

Cuando se planifican colecciones, en lugar de crear piezas únicas (que pueden ser más difíciles de rentabilizar), se pueden pedir materiales al por mayor, lo que reduce los costes. También puede reducir los costes de material reutilizando o reciclando suministros de segunda mano.