¿Qué actividades se pueden hacer con madres gestantes?

Actividades divertidas para parejas embarazadas

Mantenerse físicamente activa durante el embarazo ofrece a las mujeres muchos beneficios para la salud, entre ellos un estímulo psicológico, un mejor estado físico aeróbico y un menor riesgo de aumento de peso excesivo. En la mayoría de los embarazos, la actividad física leve o moderada beneficia a la madre y no afecta negativamente al feto. Considere estos beneficios de mantenerse activa durante el embarazo. Puedes hacerlo:

Según las Directrices de Actividad Física para los Estadounidenses de 2018, las mujeres sanas con embarazos sin complicaciones deben realizar al menos 2 horas y 30 minutos (150 minutos) de actividad aeróbica de intensidad moderada, repartidas a lo largo de la semana.

Las mujeres que practican regularmente una actividad aeróbica de intensidad vigorosa o una gran cantidad de actividad física deben hablar con su proveedor de atención médica sobre su nivel de actividad a lo largo del embarazo. A menudo podrán continuar con su actividad siempre que su estado no cambie. Incluso si no hacía ejercicio antes del embarazo, sigue siendo una buena idea incluir una actividad física de intensidad moderada durante el mismo. Hable con su proveedor de atención médica sobre cómo empezar.

Actividades para hacer durante el embarazo con el marido

La clave para proteger la salud de tu hijo es recibir atención prenatal con regularidad. Si crees que estás embarazada, llama a tu proveedor de atención médica para programar tu primera cita prenatal. Sin embargo, muchos proveedores de atención médica no programan la primera visita antes de las 8 semanas de embarazo, a menos que haya un problema.

Lee más  ¿Cómo pegar juguetes de silicona?

En esta primera visita, el médico probablemente le hará una prueba de embarazo y calculará cuántas semanas de embarazo tiene basándose en un examen físico y en la fecha de su última menstruación. También utilizará esta información para predecir la fecha del parto (una ecografía realizada en algún momento posterior del embarazo ayudará a verificar esa fecha).

A lo largo del embarazo, el médico comprobará tu peso y tu tensión arterial, así como el crecimiento y el desarrollo de tu bebé (palpando tu abdomen, escuchando los latidos del corazón del feto a partir del segundo trimestre y midiendo tu vientre). A lo largo del embarazo, también te harán pruebas prenatales, como análisis de sangre, orina y cuello uterino, y probablemente al menos una ecografía.

Actividades que no puedes hacer durante el embarazo

Comience o continúe obteniendo al menos 400 microgramos de ácido fólico tomando suplementos vitamínicos cada día para reducir el riesgo de que su hijo sufra defectos del tubo neural. En Estados Unidos, los productos de grano enriquecido como el pan, los cereales, la pasta y otros alimentos a base de grano están enriquecidos con ácido fólico. Una forma relacionada, llamada folato, se encuentra de forma natural en las verduras de hoja verde y en el zumo de naranja, pero el folato no se absorbe tan bien como el ácido fólico.2 Además, puede ser difícil obtener todo el ácido fólico que se necesita sólo a través de los alimentos.3 La mayoría de las vitaminas prenatales contienen 400 microgramos de ácido fólico.4 Si ha tenido un hijo con un defecto del tubo neural anteriormente, tomar una dosis diaria mayor de ácido fólico (4 mg) antes y durante el inicio del embarazo puede reducir el riesgo de recurrencia en un embarazo posterior.

Lee más  ¿Cómo hacer botellas decoradas de vidrio?

Beber alcohol, fumar y tomar drogas durante el embarazo puede aumentar el riesgo de que su hijo sufra problemas como los trastornos del espectro alcohólico fetal (TEAF), el síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL) y otros problemas.5,6

Su proveedor de atención médica puede ser una fuente de ayuda si le resulta difícil dejar de fumar o beber por su cuenta. También puede visitar http://smokefree.gov/ para obtener planes e información sobre cómo dejar de fumar. El sitio web Rethinking Drinking ofrece recursos e información relacionados con el abandono del consumo de alcohol. La Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (SAMHSA) ofrece un localizador de servicios a través de su sitio web en https://findtreatment.samhsa.gov/. SAMHSA también tiene una línea telefónica confidencial a través de la cual las personas pueden encontrar ayuda: 1-800-662-HELP (4357).

Actividades para embarazadas en casa

Si eres una mujer embarazada o que ha dado a luz de forma saludable, la actividad física es buena para tu salud en general. Por ejemplo, la actividad física de intensidad moderada, como caminar a paso ligero, mantiene el corazón y los pulmones sanos durante y después del embarazo. La actividad física también ayuda a mejorar su estado de ánimo durante el embarazo y después del parto. Después de tener al bebé, el ejercicio también ayuda a mantener un peso saludable y, cuando se combina con la ingesta de menos calorías, ayuda a perder peso.

Si está embarazada, debe estar bajo el cuidado de un médico que pueda controlar la evolución del embarazo. Consulte a su médico sobre la conveniencia o la forma de ajustar su actividad física durante y después del embarazo.

Lee más  ¿Que regalar a alguien difícil?

Las mujeres embarazadas o puérperas deben realizar al menos 150 minutos (por ejemplo, 30 minutos al día, cinco días a la semana) de actividad física aeróbica de intensidad moderada a la semana, como caminar a paso ligero, durante y después de su embarazo. Lo mejor es repartir esta actividad a lo largo de la semana.

Sabemos que 150 minutos a la semana parecen mucho tiempo, pero no es necesario hacerlo todo de una vez. No sólo es mejor repartir la actividad física a lo largo de la semana, sino que puedes dividirla en pequeños trozos de tiempo durante el día. Siempre que su actividad física aeróbica sea un esfuerzo moderado o vigoroso, cualquier cantidad de tiempo cuenta para cumplir la directriz aeróbica.