¿Cuál es la artesanía de México?

Las mejores artesanías mexicanas

El Estado de México produce varios tipos de artículos artesanales. Aunque no está tan bien documentado como el trabajo de otros estados, produce una serie de artículos notables, desde la alfarería de Metepec, la orfebrería del pueblo mazahua y diversos textiles, como serapes y rebozos tejidos a mano y alfombras anudadas. Hay diecisiete tradiciones artesanales reconocidas en el estado, e incluyen tanto las de origen prehispánico como las traídas por los españoles tras la Conquista. A medida que el estado se industrializa y aumenta la competencia de productos más baratos, la producción artesanal ha disminuido. Sin embargo, hay una serie de esfuerzos por parte de los organismos estatales para promover estas tradiciones tanto dentro como fuera de México.

La alfarería es la artesanía más común y sigue siendo una actividad económica importante para el estado, aunque la mayoría de los artículos se siguen produciendo de forma tradicional, con poca modernización o industrialización en la técnica. [Los centros alfareros incluyen Metepec, Tecomatepec, Valle de Bravo, Texcoco, Cuauhtitlan y Almoloya de Juárez, y los productos comunes incluyen platos, tazas, artículos decorativos y miniaturas, como platos de juguete[1][3] Valle de Bravo hace juegos de platos y otras piezas de barro marrón vidriado, y Texcoco crea reproducciones de piezas prehispánicas así como piezas más nuevas basadas en los diseños antiguos. Tecomatepec destaca por la producción de tinajas para servir el pulque[2].

Artesanos mexicanos

La artesanía y el arte popular mexicanos son un complejo conjunto de artículos elaborados con diversos materiales y destinados a fines utilitarios, decorativos o de otro tipo. Algunos de los artículos producidos a mano en este país son la cerámica, los tapices, los jarrones, los muebles y los textiles, entre otros[1]. En México, tanto la artesanía creada con fines utilitarios como el arte popular se conocen colectivamente como “artesanía”, ya que ambos tienen una historia similar y son una parte valiosa de la identidad nacional de México. La tradición artesanal mexicana es una mezcla de técnicas y diseños indígenas y europeos. Esta mezcla, denominada “mestizaje”, fue especialmente acentuada por la élite política, intelectual y artística de México a principios del siglo XX, después de que la Revolución Mexicana derrocara la presidencia afrancesada y centrada en la modernización de Porfirio Díaz[2]. En la actualidad, la artesanía mexicana se exporta y es una de las razones por las que los turistas se sienten atraídos por el país[3]. Sin embargo, la competencia de los productos manufacturados y las imitaciones de países como China han causado problemas a los artesanos de México[1][4].

Lee más  ¿Cómo se llama el papel para hacer pompones?

Artesanía mexicana

Los términos colectivos para designar la artesanía incluyen artesanía, artesanía y artesanía. El término artesanía también se aplica, especialmente en los Estados Unidos y sobre todo a la producción de los aficionados y de los niños más que a los artículos elaborados para el uso diario, pero esta distinción no es formal, y el término se confunde fácilmente con el movimiento de diseño Arts and Crafts, que de hecho es tan práctico como estético.

La artesanía tiene sus raíces en los oficios rurales -las necesidades materiales- de las civilizaciones antiguas, y muchos oficios específicos se han practicado durante siglos, mientras que otros son invenciones modernas o popularizaciones de oficios que se practicaban originalmente en una zona geográfica limitada.

Muchos artesanos utilizan materiales naturales, incluso totalmente autóctonos, mientras que otros pueden preferir materiales modernos, no tradicionales, e incluso reciclar materiales industriales. La artesanía individual de un artículo artesanal es el criterio primordial; los que se fabrican en serie o con máquinas no son artículos artesanales.

Arte tradicional mexicano

Las artesanías y el arte popular de Jalisco son algunas de las más singulares y bellas de México. Lleno de historia y tradición, el estado de Jalisco es uno de los principales productores de artesanía de calidad del país. ¿Vive usted en Jalisco o está interesado en comprar bienes raíces mexicanos en la costa del Pacífico de México? Las residencias privadas frente a la playa de Garza Blanca son lujosas, están finamente construidas y tienen una ubicación de ensueño en una playa prístina cerca de Puerto Vallarta.

Si te imaginas viviendo en México algún día, sigue leyendo a continuación para conocer más sobre la historia y los datos interesantes de la artesanía de Jalisco. Quién sabe, si acabas comprando una segunda casa en México, la artesanía de Jalisco podría ser un bello complemento a la hora de amueblar la casa de tus sueños en Garza Blanca.

Lee más  ¿Cómo hacer un árbol de cartón fácil?

Las tradiciones artesanales más antiguas del estado se remontan a la época prehispánica. Incluso hoy en día, se pueden ver las evidencias de los diseños y formas tradicionales que se desarrollaron en la época colonial. Jorge Wilmot se trasladó a Tonalá, cerca de Guadalajara, en la década de 1950, tras estudiar cerámica en Europa y Asia, e introdujo en el barrio de Tlaquepaque las técnicas cerámicas modernas, especialmente el gres de alta cocción. También amplió la producción de artesanía jalisciense de la zona, desde ollas y jarras hasta vajillas completas, grandes jarrones, mosaicos y azulejos y mucho más.