¿Cómo se llama el plástico?

Qué es el plástico

El plástico es un componente esencial de muchos artículos, como las botellas de agua, los peines y los envases de bebidas. Conocer la diferencia, así como los códigos SPI, le ayudará a tomar decisiones más informadas sobre el reciclaje.

Cuando se trata de regalos promocionales, e incluso de artículos que usamos en casa, no hay material más importante que el plástico. Lo mismo puede decirse de los artículos que utilizamos en la oficina. La mayoría de nuestros suministros contienen al menos un poco de este material. De hecho, ¡el ser humano ha producido hasta ahora 9.100 millones de toneladas de plástico!

Por el bien del medio ambiente, es importante conocer los diferentes tipos de plástico y sus usos, así como los códigos de identificación de la resina que se encuentran en cada uno. Esto le ayudará a tomar decisiones informadas a la hora de reciclar.

Conocer los tipos de plástico puede ayudar a los consumidores como usted a tomar decisiones más informadas relacionadas con su salud y el medio ambiente. Además, es importante familiarizarse con el código SPI (Society of the Plastics Industry) de un artículo, que también se conoce como número de identificación de la resina y se utiliza para clasificar los diferentes tipos de plástico. Esta información le ayudará a clasificar mejor los materiales de plástico para su reciclaje.

Producción de plástico

Plástico es una palabra que originalmente significaba «flexible y fácil de moldear». Sólo recientemente se ha convertido en un nombre para una categoría de materiales llamados polímeros. La palabra polímero significa «de muchas partes», y los polímeros están formados por largas cadenas de moléculas. Los polímeros abundan en la naturaleza. La celulosa, el material que compone las paredes celulares de las plantas, es un polímero natural muy común.

Lee más  ¿Qué significan los caracoles de mar en la brujería?

En el último siglo y medio, el ser humano ha aprendido a fabricar polímeros sintéticos, a veces utilizando sustancias naturales como la celulosa, pero más a menudo utilizando los abundantes átomos de carbono que proporcionan el petróleo y otros combustibles fósiles. Los polímeros sintéticos están formados por largas cadenas de átomos, dispuestas en unidades repetitivas, a menudo mucho más largas que las que se encuentran en la naturaleza. La longitud de estas cadenas y los patrones en los que están dispuestas son los que hacen que los polímeros sean fuertes, ligeros y flexibles. En otras palabras, es lo que los hace tan plásticos.

Estas propiedades hacen que los polímeros sintéticos sean excepcionalmente útiles, y desde que aprendimos a crearlos y manipularlos, los polímeros se han convertido en una parte esencial de nuestras vidas. Especialmente en los últimos 50 años, los plásticos han saturado nuestro mundo y han cambiado nuestra forma de vivir.

Tipos de plástico

El mundo está lleno de plásticos. Te des cuenta o no, prácticamente todo lo que ves y utilizas a diario es total o parcialmente material plástico. Su televisor, su ordenador, su coche, su casa, su frigorífico y muchos otros productos esenciales utilizan materiales plásticos para hacerle la vida más fácil y sencilla.    Sin embargo, no todos los plásticos son iguales. Los fabricantes utilizan una gran variedad de materiales y compuestos plásticos que poseen propiedades únicas.

Conocido por su uso en dispositivos y productos ópticos, el acrílico es un termoplástico transparente que se utiliza como alternativa ligera y resistente al vidrio. El acrílico se suele utilizar en forma de láminas para crear productos como espejos acrílicos y plexiglás acrílico. El plástico transparente puede ser de color y fluorescente, resistente a la abrasión, a las balas, tolerante a los rayos UV, antideslumbrante, antiestático y mucho más. Además de ser que las láminas de vidrio y policarbonato, el acrílico es diecisiete veces más resistente a los impactos que el vidrio, más fácil de manejar y procesar, y tiene infinitas aplicaciones.

Lee más  ¿Qué se puede hacer con una huevera?

Contaminación por plásticos

Los plásticos son una amplia gama de materiales sintéticos o semisintéticos que utilizan polímeros como ingrediente principal. Su plasticidad hace que los plásticos puedan ser moldeados, extruidos o prensados en objetos sólidos de diversas formas. Esta adaptabilidad, además de una amplia gama de otras propiedades, como ser ligeros, duraderos, flexibles y baratos de producir, ha llevado a su uso generalizado. Los plásticos suelen fabricarse mediante sistemas industriales humanos. La mayoría de los plásticos modernos se derivan de productos químicos basados en combustibles fósiles, como el gas natural o el petróleo; sin embargo, los métodos industriales más recientes utilizan variantes fabricadas con materiales renovables, como los derivados del maíz o del algodón[1].

En las economías desarrolladas, alrededor de un tercio del plástico se utiliza en los envases y aproximadamente lo mismo en los edificios, en aplicaciones como tuberías, fontanería o revestimientos de vinilo[2]. Otros usos son los automóviles (hasta un 20% de plástico[2]), los muebles y los juguetes[2] En el mundo en desarrollo, las aplicaciones del plástico pueden ser diferentes; el 42% del consumo de la India se utiliza en los envases[2] En el ámbito médico, los implantes de polímero y otros dispositivos médicos se derivan, al menos parcialmente, del plástico. En todo el mundo se producen unos 50 kg de plástico al año por persona, y la producción se duplica cada diez años.