¿Cómo forrar una cajita con papel celofán?

Papel de regalo de celofán

Envolver un regalo es un arte. Sin embargo, la forma más fácil y cómoda de hacerlo es comprar simplemente bolsas y cajas ya hechas que se pueden conseguir en casi cualquier sitio. Pero, ¿qué tal si dedicas unos minutos a hacer tu propia caja para colocar tus regalos? El receptor no sólo la apreciará por el tiempo y el esfuerzo que le has dedicado, sino que además tendrá un toque personal. Vamos a hablar de tres métodos diferentes: usar cartulina, fieltro o tarjetas de felicitación. Todos son baratos, fáciles de hacer y pueden dar como resultado una caja de regalo que quizá no quieras regalar.

Resumen del artículoPara hacer una caja de regalo con una tarjeta de felicitación, empieza cortando la tarjeta por la mitad. A continuación, recorta 1/8 de pulgada de todos los lados de una de las mitades para que el fondo de la caja quepa dentro de la parte superior. A continuación, marca una línea alrededor de ambas tarjetas con un cúter a 2,5 cm del borde. Una vez que las líneas marcadas estén completas, dobla los bordes para hacer los lados de tu caja. A continuación, corta dos lengüetas en los extremos cortos de ambas tarjetas y pon una pizca de pegamento en cada una de ellas. Por último, dobla los lados con las pestañas en el interior para asegurar la caja. Si quieres saber cómo hacer una caja de regalo con fieltro o cartulina, sigue leyendo.

Envoltura de celofán con diseños

¿Qué es el celofán? El celofán se ha utilizado durante mucho tiempo para envolver productos comestibles como caramelos, frutos secos y productos horneados, pero el celofán se utiliza especialmente en la floristería para envolver productos frescos y artificiales.

Lee más  ¿Dónde se deposita una lata?

Comercializado originalmente como material de envasado en América en 1924, el celofán fue la opción más popular de película hasta la introducción del polipropileno (PP) en la década de 1960. El PP se convirtió rápidamente en la opción de película de envasado transparente preferida, principalmente debido a sus bajos costes de fabricación y su alta resistencia a muchos productos químicos.

Por lo tanto, cuando se habla de envoltura de celofán se engloba tanto el celofán verdadero (hecho de pulpa de madera y algodón) como el BOPP (polipropileno orientado biaxialmente, lo que significa que el PP ha sido moldeado).

A medida que la sociedad avanza hacia un mayor respeto por el medio ambiente, el celofán verdadero (celulosa) ha tenido un resurgimiento. Esto se debe en gran medida a que es 100% degradable y se considera la película de envasado más ecológica que el BOPP.

Sin embargo, la película de BOPP es degradable por exposición al calor y a la radiación UV de la luz solar. También es reciclable y no reacciona con otros elementos cuando se desecha ni lixivia toxinas en el suelo o el agua.

Cómo envolver una cesta de regalo sin celofán

Cuando tenía 20 años y era una joven madre, decidí que iba a aprender a coser. Tomé una serie de clases de corte y confección y empecé a producir algunas piezas bastante recomendables, si no me equivoco. Siempre recordaré a la malhumorada pero sabia profesora de corte y confección que me dijo que tenía que ser lo suficientemente inteligente como para elegir el tipo de tejido adecuado para el estilo de la prenda que estaba confeccionando.

Lee más  ¿Cuánto vale la lana en Uruguay?

Dijo que había visto a muchas personas a lo largo de los años comprar una tela pesada para un patrón que requería un material flotante, o comprar un estampado grande para un patrón con paneles adornados, lo que hacía prácticamente imposible que coincidiera con las costuras, o incluso intentar combinar un algodón ligero con un patrón que requería un tejido elástico.

Se desesperaba por el despilfarro de dinero y también por el producto final, que solía estar muy por debajo de las expectativas y hacía que la creadora rara vez volviera a coser. Imploraba a sus alumnos que no compraran telas ni patrones hasta que aprendieran qué buscar y qué evitar en la fase de entrada.

Cómo envolver una caja con celofán

Para mí, las cajas con solapas son las más fáciles de usar, ya que puedes pegar el papel de envolver a las partes con solapas y empujarlas hacia el interior de la caja, ocultando los bordes sin cubrir. Una caja de zapatos, por ejemplo, es mucho más difícil, ya que o bien tienes que hacer un trabajo muy limpio alrededor de los bordes interiores, o llevar el papel hasta el fondo.

Haz un corte en el exceso de papel a ambos lados de las solapas de la caja que acabas de grapar. El corte debe llegar hasta la altura de la parte superior de la caja. Esto te permitirá empujar esas solapas dentro de la caja sin que el papel se rasgue:

A continuación, céntrate en uno de los lados en los que el papel aún no está asegurado y dobla el exceso de papel como lo harías con un regalo: la pieza inferior hacia arriba para que quede al ras de la caja, luego un lado en diagonal y después el otro. Asegúralo con un poco de cinta adhesiva, dobla el borde crudo sobre el borde de la solapa y grapa como antes:

Lee más  ¿Cómo hacer origami fácil paso a paso?

Coloca un poco de papel de estraza en el fondo de la caja y empieza a colocar los objetos más grandes primero, hacia la parte posterior de la caja. Enrolla más papel alrededor de los objetos de cristal para asegurarte de que están protegidos y de que puedes ver un poco de cada objeto. Deja los artículos pequeños para el final y colócalos en la parte delantera del expositor, encima de más papel estrujado para que se puedan ver: